Sobre nosotros

Molí De Castillonroy fue fundado en el pequeño pueblo de Castillonroy, provincia de Huesca en 1927, hace más de 85 años, en una zona con una gran tradición olivarera y donde todavía dando un paseo por los alrededores podemos encontrar ejemplares centenarios que siguen dando su fruto generación tras generación.

Actualmente los descendientes de esos maestros molineros seguimos dedicándonos a la producción y venta de aceite de oliva con toda la tradición y el buen hacer que hemos heredado de nuestros antepasados, empleando los mismos sistemas de extracción en frío o “primera presión” pero con un cuidado especial en todo el proceso y posterior almacenamiento. 

Nuestros Productos